Comprar un violín: tips y consejos

Una vez pasadas las dudas sobre qué instrumento elegir, vamos a dar algunos consejos para comprar un violín para niños a aquellos padres cuyo hijo/a se ha decantado por este instrumento.

MEDIDA DEL VIOLÍN

El primer aspecto que debemos tener en cuenta es la medida del violín, ya que hay bastantes. Para saber la medida que necesitamos lo primero que tenemos que tener en cuenta es la opinión de su profesor/a. Gracias a su experiencia instrumental y al conocimiento del nivel de nuestro hijo/a, sus recomendaciones serán muy valiosas.

Una vez tenida en cuenta esta opinión, es hora de probar. El niño/a, a la hora de coger el instrumento, debe cubrir la cabeza o voluta del violín por completo. Si no lo hace, necesita un violín más pequeño. Si por el contrario, el ángulo de flexión del brazo es muy grande, se necesita un violín más grande.

Dentro de los consejos para comprar un violín, importante es indicar que el brazo del niño/a debe formar un ángulo de 90 grados o algo superior. A más ángulo, mayor sensación de peso a la interpretación. La buena posición de las manos y el cuerpo es esencial para que el alumno/a avance más rápido, por lo que tampoco hay que apurar la durabilidad del violín.

Si tu hijo/a ya tiene otro violín, que lo lleve consigo cuando vayáis a comprar otro. Compararlo con otro instrumento facilitará juzgar lo que se escucha. Si existe la posibilidad de que toque otra persona, se puede aprovechar para escuchar el violín desde lejos.

ACCESORIOS DEL VIOLÍN

El violín sin sus accesorios no es nada. Aunque se opte por un violín “de inicio” económico, es muy importante que tenga cordal y clavijas de calidad, imprescindibles para garantizar una afinación correcta y estable.

Si el que hemos adquirido no trae accesorios de calidad, una buena opción es cambiarlos por otros que sí lo sean, lo que supone una mejora importante para el violín sin que el gasto sea elevado.

Otro accesorio a tener en cuenta es el puente, ya que facilita la ejecución de ejercicios y piezas, siempre que cuente con un grosor, curvatura y altura adecuados.

 

AJUSTES DEL VIOLÍN

Por normal general los violines no vienen ajustados. Aquí cobra una vez más especial importancia el profesor, que puede ayudar al alumno/a según sus preferencias.

Un violín mal ajustado puede suponer una piedra en el camino para el alumno/a. La curvatura y altura de las cuerdas deben ser las correctas para el normal desarrollo del estudio del violín. Para garantizar un buen resultado y evitar frustraciones, estos ajustes del violín deben ser realizados por profesionales.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?